El otoño está aquí, aprovecha para cuidarte y aumentar tus defensas

Ha llegado el momento de disfrutar de la nueva cosecha de frutos secos, ricos en proteínas y otros nutrientes como los omega-3. Aumenta tus defensas este otoño.

 

Castañas, date un extra de carbohidratos.

      Las castañas son una gran fuente de energía. Un pequeño puñado de 60 gramos te proporciona 120 calorías, ya que cada 100gr proporcionan 26 gramos de carbohidratos y lo mejor es que son de absorción lenta.

Como más conocidas son es asadas pero deberías probarlas estofadas con lentejas, boniato y setas, te llevarás una grata sorpresa. También puedes hacer incluso una crema.

El día de antes de una prueba o un entrenamiento exigente son perfectas para llenar tus recargas de hidratos.

 

Piñones, úsalos como un poderoso antioxidante

Con tan solo 30 gramos de piñones tienes el 34% de vitamina E que se recomienda diariamente, una opción estupenda por su alto poder antioxidante y no se queda ahí, si no que también contienen el 25% de la vitamina B1.

Tras una tirada larga de montaña necesitas reponer tus minerales y los piñones te aportan una buena dosis de varios minerales: magnesio, manganeso, hierro y cinc.

Puedes transformar tus ensaladas añadiendo unos piñones al aliño de aceite de oliva, vinagre de Módena y sal, lo cual ya es una total delicatessen o bien tomarlos con yogurt.

 

Almendras, si, también ricas en minerales para tus huesos

Hoy en día están disponibles todo el año, pero con la llegada del otoño tenemos la nueva cosecha de almendras estando más tiernas y con muchos más nutrientes.

Las almendras refuerzan los huesos como ningún otro fruto seco, ya que 100 gramos aportan en cantidades equilibradas los minerales que estos necesitan: calcio ( 241mg), fósforo (345mg) y magnesio (239mg).

Ideales para reforzar tus huesos, un corredor de montaña necesita huesos fuertes para los impactos que recibe sobre todo en las bajadas a ritmos altos.

 

Avellanas para reducir el colesterol.

Aunque entre los corredores no suele haber una alta tasa de ellos con colesterol nunca está demás ir un paso más allá y cuidarte bien además si eres propenso a tenerlo alto debido a herencias genéticas, las avellanas te regularan los niveles.

Son ricas  en grasas monoinsaturadas como las del aceite de oliva, que reducen el colesterol malo (LDL) y aumentan el bueno (HDL).

Lo mejor es consumirlas crudas para que no se alteren las grasas y no se pierda la vitamina E. Para que estén aún más frescas, puedes comprarlas con la cáscara, que es bastante dura, comprate herramienta o ten cuidado con tus dedos si eres un poco troglodita.

 

Pistachos para mantener tu masa muscular.

Una de las funciones de los frutos secos en la dieta es aportar proteína y por lo tanto ayuda a mantener la masa magra muscular. Los pistachos, contienen 21 gramos de proteína cada 100 gramos.

Además los pistachos son ricos en cobre, mineral que ayuda a tu sistema inmunológico, ideal para los tiempos que corremos con el COV19. También abundan en vitaminas B6 y B1, fósforo y manganeso. 

Todo un aliado sobre todo cuando terminas un entrenamiento ya que son los momentos críticos en los cuales tus defensas están más bajas, inclúyelos como alimento post entreno.

 

 

 

Un saludo y nos vemos en la próxima, a disfrutar de la vida y del deporte!

 


Dejar un comentario